Monday, October 18, 2004

Cuando es un niño el que evangeliza

Mi hijo Juan cumplirá 10 años el próximo 2 de diciembre. Físicamente es el típico tirillas: pequeño, delgado, con voz de pito. Pero hete aquí que su corazón es grande y modelado por Alguien que desde luego no soy yo ni es su madre. Siempre ha sido muy sensible y cariñoso. A veces demasiado empalagoso en sus manifestaciones de cariño pero como se nota que lo hace de corazón, lo aceptas con gusto. Tiene una cualidad natural para las cosas del Señor que se manifestó desde muy pequeño y que hoy despierta en nosotros una sana esperanza de que el futuro le depare una vida entregada al servicio de Cristo y de su Iglesia. Lleva dos años largos como monaguillo y creo que es el único de su generación en el pueblo que apenas se ha perdido una vez la misa dominical. En eso es sin duda más fiel que yo.
Parece ser que desde el comienzo del curso está teniendo problemas en el colegio con niños musulmanes que, maravillas de la integración que tanto preconizan los políticos demagogos, tienen la dichosa manía de blasfemar contra Cristo. Pero claro, no esperaban encontrarse con un apologeta de menos de metro y medio con capacidad más que suficiente para plantarles cara dialécticamente. Por ejemplo, lo último que hemos sabido es que cuando un niño musulmán le ha dicho despectivámente que "tu dios murió en una cruz y eso no es propio de un Dios poderoso", Juanito le ha respondido que "efectivamente, Jesús tenía dos opciones: llamar a todos sus ángeles para que le libraran de los que el querían matar o morir por nuestros pecados. Y por amor a nosotros eligió la segunda opción". Obviamente el niño musulmán no ha sabido replicarle.
No hace falta que explique porqué tengo la sensación de que la causa de Cristo tiene un buen valedor en el colegio de educación primaria de Sariñena, ¿verdad?

Dios le bendiga, le guarde, le dé salud y sabiduría para ser testigo suyo en una era difícil como la que nos espera por delante.

2 Comments:

At 10:34 AM, Blogger Bruno said...

Impresionante, Luis Fernando. Que cunda el ejemplo.

 
At 11:34 AM, Blogger María José said...

Que lindo!! Yo buscaba una historia como está.. mi hijo de 8 años.. lleva su biblia a la escuela dice el para evangelizar a sus compañeros.. pero no solo se conforma ya con ellos... ahora a las maestras y a la rectora también!! no lo heredó x nosotros definitivamente.. pero veo la obra de Dios con fuerza en su espíritu al igual que el de su hijo!!!

 

Post a Comment

<< Home